Zona Reggio

El movimiento a nivel cerebral conforma una estructura muy compleja que tiene en su base las neuronas motoras y que se extiende a todo el cuerpo: músculos, órganos y glándulas. Dicha estructura abarca desde la conciencia continua de la posición de los diversos componentes corporales provenientes de estímulos localizados en músculos, articulaciones e incluso tendones a esta sensación se le denomina propiocepción del cuerpo. La Zona Reggio se comprende como un espacio activo para moverse, subir a la red, explorar el laberinto o simplemente jugar.

A partir de la investigación desarrollada por la SEPYC en Sinaloa: #PrimeroDePrimariaYaEsMuyTarde, proponemos la creación de un entorno dirigido a niñas y niños de la primera infancia y sus familias, inspirado en la propuesta pedagógica de Reggio Emilia.

PROPUESTA PEDAGOGICA
La investigación más reciente en neurociencia y ciencias sociales confirma que nuestra identidad se forma por medio de una compleja y fascinante alquimia de aventuras ambientales e historias genéticas. Al nacer, el cerebro y nuestra capacidad para percibir y sentir la realidad aún no están definidos, sino que representan un brote de posibilidades. Dependiendo de nuestras experiencias ambientales y culturales, desarrollamos ciertos sentidos y cierto desarrollo cognitivo, es a partir del entorno en el que vivimos, nuestro cerebro se forma y se desarrolla de una manera diferente.


Debemos proveer a los niños y niñas de entornos de exploración sensorial que fomenten el autoaprendizaje. Ambientes complejos y estimulantes que puedan apoyar y estimular los caminos individuales y diferentes de crecimiento y desarrollo.

Galería de Imágenes